viernes, 31 de octubre de 2008

Atrapados con salida

Entrevista a ex comandante en el Congo

30.10.2008 15:19

"Están atrapados en el medio de una catástrofe", afirmó a Montevideo Portal el Cnel. Arquímedes Cabrera, quien comandó las tropas uruguayas en el Congo y participó de importantes negociaciones en el conflicto. Arquímedes reclamó mayor actividad diplomática.

El Cnel. Cabrera participó en las misiones de Cachemira, Angola, Camboya y el Congo, donde participó en importantes negociaciones a nivel internacional. Allí, además de conocer la situación de las tropas uruguayas estableció contactos con el líder del ejercito rebelde Laurente Nkunda, que rodea las fuerzas uruguayas en la ciudad de Goma.

¿Estamos ante una situación excepcional en el Congo o ya han ocurrido circunstancias similares con las tropas uruguayas?

Este tipo de situaciones se han reiterado en la zona. Una de las tareas fue desarmar a las facciones que protagonizaron el genocidio en Ruanda (en 1994) que estaban escondidos al Este del Congo, donde se está desarrollando el conflicto. Naciones Unidas no ha tenido la capacidad de adecuar sus medios ante la gravedad de los hechos. En 2003 también hubo una situación muy crítica al Este, ahí también estuvo Uruguay solo, aislado y la comunidad internacional no respondía. Estados Unidos respondió que era un problema de Francia, porque no se ponían de acuerdo con el tema de Irak y al final participó una fuerza de rápido despliegue de la Unión Europea, se estabilizó la cosa y los uruguayos volvieron al Sur. En 2004 también ocurrió una situación similar, en todos estos años se da la misma historia; una falta de sensibilidad y de respaldo para detener y evitar estos genocidios. Ahora Uruguay está devuelta en la zona, tiene más medios, están junto a una brigada hindú. La última vez que hubo que aplicar un operativo de capítulo 7 de estabilización seria fue en Sierra Leona, con 17 mil hombres también, pero el territorio de Sierra Leona entra 32 veces en el del Congo. No es un cuestionamiento a las Misiones de Paz, pero el país tiene la obligación de ejercer su autoridad política y diplomática para que la misión que comprometa nuestra fuerza se cumpla con un mandato que sea realista. En este momento están atrapados en el medio de una catástrofe".

Tropas de la ONU

¿Cuántos combatientes tienen las tropas rebeldes del Congreso Nacional de la Defensa del Pueblo?

Yo no cuento con esa información, son hordas, el líder del Ejército, Nkunda, a quien conozco bien, tiene una adhesión enorme de las tropas congolesas que están en la zona. Ante la menor amenaza se disgregan y si no desertan se pliegan a Nkunda.

Paul Kagame

¿Nkunda tiene el apoyo del gobierno de Ruánda?

No oficial, pero hay muchas evidencias de que cuentan con simpatías y apoyos de Paul Kagame. Goma es una ciudad que administrativamente pertenece al Congo pero desde el punto de vista cultural y étnico es más ruandés, está probado que muchas de las tropas rebeldes que están allí, usan material de Ruanda, es un apoyo encubierto, nunca hubo dudas de que es así.


Unos refugiados congoleños pasan
por delante de un tanque de la ONU
junto a la sede de los cascos azules
en Goma. Foto: REUTERS

¿Cuáles son los intereses de Ruanda al Este del Congo?


Hay intereses políticos porque está probado que cada vez que las fuerzas congolesas se aproximan a su frontera, amenazan su soberanía. Además el gobierno del Congo, empezando por Kabila le ha dado protección a los genocidas de Ruanda (de la etnia hutu) y los han asimilado por como aliados. Después hay intereses económicos muy importantes, en 2003 Ruanda había invadido y era una de los principales exportadores de coltran, cuando en Ruanda no hay minas de coltran era todo del mercado negro del Este de congo. La etnia tutsi, que en este momento gobierna Ruánda, Uganda Burundi son antagónicas a las etnias que dominan en el Este del Congo, más los intereses de las potencias, que tienen un doble discurso; por un lado son los donantes para la participación de Naciones Unidas y por otro lado las multinacionales que mantienen los mercados negros porque les es mucho más fácil extraer la riqueza de allí, que pasar por la administración de un gobierno.


¿Hay un componente ideológico tras el Ejército de Nkunda?

Hay una mezcla de todo. Nkunda es un general tutsi y tiene doble nacionalidad. Él fue también integrante del movimiento pro ruandés cuando Ruanda invadió el Congo, hasta 2003. Tras el acuerdo quedó en el gobierno de transición Kabila y los ministros fueron integrantes de todos los grupos rebeldes que estaban en la vuelta. El líder del movimiento pro ruandés fue designado ministro de Defensa, y Nkunda no aceptó integrar ese ejército porque cree que no se puede mantener un ejército integrado por facciones enemigos, y en la práctica es muy cierto porque eso es lo que le está pasando al ejército del Congo. Nkunda tiene intereses étnicos, proclama una cruzada antigenocidio de los tutsis, dentro del territorio congolés.

Comandante Rebelde Laurent Nkunda

¿Cómo describiría a Nkunda en cuanto a su capacidad de liderazgo?

Nkunda es un líder carismático muy culto, es sicólogo, trabajó en Médicos Sin Fronteras, conoce la estructura de Naciones Unidas y sabe negociar. Además de ser muy carismático es muy poderoso económicamente, ha ocupado un territorio cerca de Goma, tiene un liderazgo muy fuerte y cada vez que inicia una cruzada se le empiezan a plegar las fuerzas que están en la zona. Es un interlocutor muy interesante.

Nkunda, el psicólogo carismático...

Más allá de la inestabilidad de la situación en que se encuentra el ejército uruguayo, ¿está dentro de las reglas de juego esta situación?

Formalmente se aprobó que Uruguay participe dentro del Capítulo 7, que permite la autorización del empleo de la fuerza para hacer cumplir los mandatos. Sin embargo la constante situación en la que quedó Uruguay, desprotegido, calumniado y acusado de responsabilidades que no le corresponden. El gobierno debería haber ejercido un monitoreo diplomático mucho más responsable y un asesoramiento militar acorde, para que nuestras tropas no vuelvan a quedar en una situación como esta que no es aceptable. Los militares deben asumir los riesgos, pero los riesgos que son militarmente aceptables. Para defender la ciudad de Goma se necesitan unos 10 mil hombres y los que hay son 3000 mil hindúes, que no son confiables en cuanto a su capacidad como combatientes y mil uruguayos que están como reserva para proteger al resto de la ciudad.

Montevideo Portal/ Pablo Méndez
(+fotos agregadas por bloggero)




Links:

Paul Kagame - Wikipedia, la enciclopedia libre

Paul Kagame (nacido el 23 de octubre de 1957) es el actual Presidente de Ruanda. Fue fundador del Frente Patriótico Ruandés y se le conoce por su papel ...
es.wikipedia.org/wiki/Paul_Kagame - 32k - En caché - Páginas similares - Anotar esto

Laurent Nkunda - Wikipedia, la enciclopedia libre

Laurent Nkunda, también llamado Nkundabatware, es un dirigente guerrillero banyamulengue, miembro del Reagrupamiento Congoleño para la Democracia (RCD), Ha sido acusado de ser el responsable de numerosos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad (matanzas, torturas, violaciones) y sigue rechazando unirse al Estado Mayor integrado del ejército congoleño...
es.wikipedia.org/wiki/Laurent_Nkunda - 21k - En caché - Páginas similares - Anotar esto

UMOYA - RDC: Nkunda viola el compromiso por la paz firmado en Goma

7 Oct 2008 ... Pero el 28 de agosto el principal grupo rebelde, el CNDP, de Laurent Nkunda ( tutsi congoleño apoyado y armado por Ruanda) reanudó las ...
www.umoya.org/index.php?option=com_content&task=view&id=3264&Itemid=1 - 48k - En caché - Páginas similares - Anotar esto


ABC.es
El general renegado Laurent Nkunda, líder del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), un grupo de rebeldes tutsis, amenazó hoy con enviar a sus ...

¿Dos platos en el congo? Primera parte Por el Cnel. Arquimedes Cabrera.

Se han difundido reportes de prensa acerca de la renovada tensión en el Este del Congo donde tropas uruguayas están desplegadas desde el 2000. Ver más: http://buenosdiascascosazules.blogspot.com/

miércoles, 29 de octubre de 2008

Artículo El Pais, Miércoles, 29 de octubre de 2008




Hola Cnel. Arquímides Cabrera (ucnalfa@hotmail.com),
vicepresidencia@ultimasnoticias.com.uy le recomienda que lea el siguiente artículo de ELPAIS.com







Comentarios: Le envío el artículo del diario EL PAIS de Madrid de hoy sobre la crisis en el Congo. El avance tutsi en Congo provoca una crisis humanitaria El Consejo de Seguridad de la ONU condena la ofensiva rebelde, repelida por los 'cascos azules' ante la desbandada del Ejército

martes, 28 de octubre de 2008

Cnel Cabrera: Síntesis de Currículo

El Coronel Arquímedes Francisco Cabrera Galdi es nacido en Montevideo el 12 de noviembre de 1950 habiendo cursado sus estudios de primaria y secundaria en Buenos Aires, Montevideo y Rocha.

· EGRESÓ EN 1972 DE LA ESCUELA MILITAR COMO ALFÉREZ DE INFANTERÍA, HABIENDOSE DESTACADO A LO LARGO DE TODA LA CARRERA POR SU PROFESIONALISMO Y AMOR A LA PATRIA. HA SIDO DISTINGUIDO CON COMANDO DE TROPAS EN LAS MISIONES MAS DELICADAS QUE LE HA TOCADO PARTICIPAR AL EJERCITO NACIONAL EN AFRICA Y EL SUDESTE ASIÁTICO.

· EN 1992 INTEGRARA EL COMANDO DEL “BATALLON URUGUAY I” DE 850 EFECTIVOS EN CAMBOYA; LIDERANDO PERSONALMENTE LAS AVANZADAS DE LOS PRIMEROS TREINTA CASCOS AZULES ORIENTALES EN EL SECTOR MÁS REMOTO DE CAMBOYA, UBICADO SOBRE L0S SELVÁTICOS TERRITORIOS DE LAS PROVINCIAS LIMÍTROFES CON LAOS Y VIETNAM; SOBRE LA LEGENDARIA RUTA HO CHI MIN

· EN TRES SEMANAS CONCRETÓ EL DESPLIEGUE DE MÁS DE SEIS BASES Y DESTACAMENTOS EN LAS REMOTAS Y HOSTILES REGIONES FRONTERIZAS DE CAMBOYA; DOMINANDO EL CORAZÓN DE LOS SANTUARIOS DEL TEMIBLE “KMHER ROJO”, SIENDO PALADÍN EN LA PACIFICACIÓN DE ESOS PARAJES.

· EN VIRTUD DE SU NATURAL INCLINACIÓN A LIDERAR PERSONALMENTE LAS OPERACIONES DE MAYOR RIESGO, FUE HECHO PRISIONERO POR EL KMHER ROJO DURANTE UNA INCURSIÓN EN UNO DE LOS SANTUARIOS MÁS REMOTOS DE LA TEMIDA DIVISION 501, TRISTEMENTE CÉLEBRE DURANTE EL GENOCIDIO DE POLPOT AL PUEBLO CAMBOYANO

EN ESTA OPERACIÓN, URUGUAY OBTUVO AMPLIO RECONOCIMIENTO DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL POR SU PROFESIONALISMO Y ENTREGA HUMANITARIA.

· EN 1993 A SU REGRESO DE ESTA MISIÓN, FUE DESIGNADO COMO PRIMER DIRECTOR DE LA ESCUELA DE OPERACIONES DE PAZ, DISEÑANDO EL PROYECTO DE CREACIÓN DEL SISTEMA DE APOYO A LAS OPERACIONES DE PAZ Y UN CENTRO DE ENTRENAMIENTO A NIVEL REGIONAL.

· EN 1995, COMANDÓ EL “BATALLON URUGUAY III” EN LA REPÚBLICA DE ANGOLA LIDERANDO PERSONALMENTE EL DESPLIEGUE DE SUS AVANZADAS EN LA REGIÓN CENTRAL, BAJO DOMINIO DE LA GUERRILLA AFRICANA “UNITAS”. ÉSTE BATALLÓN, EL PRIMERO EN DESPLEGAR EN LA REGIÓN CENTRAL (HUAMBO) FUE LA VANGUARDIA DEL PROCESO DE DESARME Y PACIFICACIÓN

· EN EL 2002, COMO CORONEL COMANDÓ EL DESPLIEGUE DE 1800 EFECTIVOS URUGUAYOS EN LA REPUBLICA DEMOCRATICA DEL CONGO, QUE CONFIGURARON EL CONTINGENTE MAS NUMEROSO EN LA HISTORIA NACIONAL Y LA MAYOR CONTRIBUCION INTERNACIONAL DE TROPAS EN LA MISIÓN DE ONU POR AQUELLAS REGIONES.

· CON SU CUARTEL GENERAL EN “KALEMIE”, ACTUÓ TAMBIÉN DURANTE ESE PERÍODO DEL 2002-2003 COMO COMANDANTE DEL SECTOR 4, SIENDO DESIGNADO POR EL ENVIADO ESPECIAL DEL SECRETARIO GENERAL DE ONU, SU REPRESENTANTE EN LAS PROVINCIAS DE “KIVUS DEL SUR” Y “KATANGA”, LAS MÁS REMOTAS Y TENSAS DE LA REGIÓN DE LOS GRANDES LAGOS.

· EN EL 2004, EL COMANDANTE EN JEFE DEL EJÉRCITO DE AQUEL ENTONCES, A SOLICITUD DE NACIONES UNIDAS, LE OTORGÓ EL COMANDO DE LA “BRIGADA INTERNACIONAL DE LOS KIVUS” EN EL SECTOR 5 DE MONUC, NUEVAMENTE EN EL ESTE DEL CONGO.

· CON 3500 EFECTIVOS, SU BRIGADA INTEGRADA POR UNIDADES DE COMBATE Y DE APOYO URUGUAYAS, SUDAFRICANAS, INDIAS, CHINAS Y NEPALESAS, ADEMÁS DE COMPONENTES DE COMANDO Y CONTROL Y MIEMBROS CIVILES INTERNACIONALES, DESPLEGÓ EN LAS “PROVINCIAS DE LOS KIVUS”, CON UNA EXTENSIÓN UNA VEZ Y MEDIA SUPERIOR AL TERRITORIO NACIONAL Y CENTRO DE GRAVEDAD DEL CONFLICTO EN LA REGION DE LOS GRANDES LAGOS.

· ADEMÁS DE INTEGRAR EL COMANDO MILITAR DE LA BRIGADA DE LOS KIVUS, LE FUERON ENCOMENDADAS DELICADAS MISIONES DE NEGOCIACIÓN AL MÁS ALTO NIVEL CON AUTORIDADES DE RWANDA, BURUNDI Y CONGO, LIDERANDO EQUIPOS MULTIDISCIPLINARIOS INTERNACIONALES CIVILES Y MILITARES EN LAS VOLÁTILES FRONTERAS ENTRE ESOS INESTABLES PAÍSES.

· SUS PROEZAS EN ESTAS OPERACIONES ESTAN REFLEJADAS EN EL INFORME CONFIDENCIAL DE ONU QUE CONSTA EN SU LEGAJO; Y EL OFRECIMIENTO PARA INTEGRAR EL GABINETE DEL REPRESENTANTE DEL SECRETARIO GENERAL DE ONU EN LA REGIÓN. PERO POR SOBRE TODO, EN EL RECONOCIMIENTO DE LOS MILES DE OFICIALES Y SOLDADOS ORIENTALES QUE SIRVIERON A SU MANDO EN TAN DIFÍCILES MISIONES.

· DENTRO LOS PRINCIPALES CURSOS PROFESIONALES QUE HA REALIZADO SE DESTACAN LOS DE INSTRUCTOR DE TIRO DE COMBATE, DESACTIVACIÓN DE ARTEFACTOS TERRORISTAS, PARACAIDISMO MILITAR, COMANDOS Y JEFE DE SALTO MILITAR.

· GRADUADO EN EL INSTITUTO MILITAR DE ESTUDIOS SUPERIORES Y EL CENTRO DE ALTOS ESTUDIOS NACIONALES, ES DIPLOMADO EN ESTADO MAYOR Y EXPERTO EN PLANIFICACIÓN Y ESTRATEGIA.

· RECIBIÓ CINCO VECES LA MEDALLA DE LA PAZ DE NACIONES UNIDAS; LA PRIMERA, JUNTO AL CONTINGENTE DE OBSERVADORES MILITARES EN LA DISPUTADA REGIÓN DE CACHEMIRA ENTRE INDIA Y PAKISTÁN, EN 1989; AÑO EN QUE LE FUERA OTORGADO EL PREMIO NOVEL DE LA PAZ A LOS CASCOS AZULES DE ONU.

Felicitaciones

Presentación del libro

“Soldados en el Congo”

Tal como difundiéramos en nuestro Blog, el día 21 de los corrientes el Cnel. Arquímedes Cabrera presentó su libro “Soldados en el Congo”, con la presencia del ex Presidente Dr. Luis A. Lacalle y connotadas figuras.

Nos han hecho llegar la copia de una nota del Lic. José O. Meza, felicitando al Sr. Cnel. Cabrera por el evento, de la que nos hacemos partícipes, así como en todos los conceptos allí vertidos sobre la persona del citado Oficial Superior, nota que a continuación reproducimos.

Agustín Tajes


Al Coronel Arquímedes Cabrera.

Querido Quito.

Compañero, Camarada y Amigo

Nuestra más calida felicitación agradecimiento por tu disertación en la presentación del Libro sobre las "Misiones de Paz", en la tarde de ayer 21/10/08 y por lo que se expreso de Ti por parte del Dr. Lacalle y los Camaradas presentes.

Para muchos de nosotros, tus conceptos de profesional ser humano buena persona y conocedor de lo que se habla representa una esperanza y un faro en la tormenta.

Nunca dejo de recordar que fue a tu lado en mi primer desfile en Florida como jefe de grupo que aprendí a meter "huevos por
la Compañía" y por el amado L.M. mi segundo hogar.

Tres veces seguí tus pasos en la puerta de
la E.M. y como el destino no quiso, crucé la calle y me fui con mis bagajes de SOLDADO con los hermanos de la Armada donde serví humildemente pero con honor entre el 71 al 78.

Tus logros personales nos honran a todos tus viejos Compañeros, a
la Patria, al Ejército y a las demás FFAA y en especial a la Familia de donde provienes que te pertrecho de tus dones inteligencia y sobre todo VALORES que te preceden donde quiera que estés.

Muchas gracias por tu invitación y por darnos esperanza en la soledad a los que quedamos detrás de las lineas enemigas en nuestra "trinchera diaria".

Un fuerte y muy afectuoso abrazo

José
Lic. José O. Meza


Coordinación de RR.II del LATU
Avda. Italia
6201 C.P. 11500 Montevideo
R.O. del Uruguay

jueves, 23 de octubre de 2008

Crónica de una nueva catástrofe anunciada



Tal como se anuncia en el libro "Soldados en el Congo" la Provincia de Kivus del Norte fronteriza con Rwanda y Uganda se encuentra ante una nueva catástrofe humanitaria a la cual el mundo asiste impasible : "Hoy ya se encuentran (...) compañías orientales en el área; territorios inhóspitos y dominados por diferentes fuerzas negativas hostiles al proceso de Paz y por tanto a nuestros cascos azules".

"Como en Ituri -Bunia- (2003) y los Kivus (2004) quedarán nuevamente atrapados en un conflicto al que la comunidad internacional le ha dado sistemáticamente la espalda en los momentos más álgidos; bajo una organización burocráticamente inoperante como la administración de MONUC y un sistema de inteligencia, en el mejor de los casos, poco creíble".

Ayer se difundió el siguiente informe de prensa:

MILES DE DESPLAZADOS

Dimite jefe militar de misión de la ONU en Congo

El general de división español Vicente Díaz de Villegas dimitió este lunes como jefe militar de la misión de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (Monuc), mientras los rebeldes avanzan sobre Goma, capital de la provincia oriental de Kivu Norte, confirmó un portavoz de la ONU.

Guerrilleros del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), que encabeza Laurent Nkunda, están en Kibumba, 30 kilómetros al norte de Goma, hacia donde huyen miles de desplazados de la zona de Rumangabo y Virunga, junto a unidades miliares de la RDC, que también se han retirado hacia el sur, dijo la fuente de la MONUC.

La misma fuente señaló que la dimisión de Díaz de Villegas, que fue designado responsable de MONUC por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el pasado 28 de agosto, se debe a "razones personales".

Una fuente diplomática en Kinshasa, que pidió que no se revelara su identidad, dijo este lunes que el general Díaz de Villegas considera que la ONU "no tiene los medios para realizar la tarea de enfrentarse a un claro deterioro de la situación en el este de la RDC".

El pasado 3 de octubre, el representante especial de la ONU para la RDC, Alan Doss, expresó la misma opinión y pidió más medios y tropas para la MONUC en un informe ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Mientras es designado el sucesor de Díaz de Villegas, se hará cargo de la MONUC el general ghanés Ishmeel Ben Quartey, que mandará a los 17.000 "cascos azules" destacados por Naciones Unidas en este país africano, la mayor fuerza que mantiene la organización internacional.

La dimisión de Díaz de Villegas se produce al tiempo que se deteriora la situación en la RDC, donde los combatientes del CNDP tomaron el pasado fin de semana el campamento militar de Rumangabo y el cuartel general de los guardas de la reserva nacional de Virunga, en Kivu Norte.

Desde allí los rebeldes han avanzado hacia el sur y ocupado las localidades de Kalengera y Kibumba.

Acusaciones de portavoces de Monuc

Portavoces de la MONUC han acusado a los rebeldes del CNDP de haber disparado cohetes este domingo contra dos vehículos de la fuerza de la ONU y también han señalado que cientos de personas atacaron hoy con piedras y palos la base en Goma de la Misión, a la que acusan de no defenderles de la violencia.

La portavoz de la ONU, Michele Montás, quien comunicó este lunes la dimisión del responsable militar español, señaló también que Ban está seriamente preocupado por el deterioro de la situación en Kivu Norte y condenó "los ataques deliberados de las fuerzas del CNDP contra los integrantes de la MONUC".

La ONU considera los actuales combates como una violación del acuerdo de alto el fuego e insta a las autoridades regionales a hacer el máximo esfuerzo para restaurar la calma entre la población civil.

Emisoras locales han asegurado que los campos de desplazados internos situados cerca de Rumangambo han quedado vacíos tras conocerse la ofensiva de los combatientes del CNDP.

Por su parte, el presidente de la RDC, Joseph Kabila, designó hoy un nuevo Gobierno para conseguir la "seguridad" del país, en medio de la ofensiva rebelde.

El nuevo Gobierno de Kabila, encabezado por el primer ministro, Adolphe Muzito, está formado por 33 ministros y 14 viceministros, según un comunicado de la Presidencia difundido en Kinshasa, y sustituye al del anterior primer ministro, el octogenario Antoine Gizenda, que dimitió hace dos meses por motivos de salud.

Entre los ministros sustituidos están los de Defensa e Interior, responsables de la seguridad del país, amenazada por los grupos armados, entre ellos el CNDP de Nkunda.

Con EFE

Link:

Romeo Dallaire

Un soldado contra el genocidio

De Ruanda a Darfur
Redacción BBC Mundo


Romeo Dallaire: "En apenas cien días, más de 800.000 hombres, mujeres y niños inocentes en Ruanda fueron brutalmente asesinados mientras el mundo desarrollado, impasible y aparentemente sin perturbarse fue testigo pasivo del apocalipsis o simplemente cambiaba de canal".






Dallaire en 1994,
cuando comandaba
las tropas de la ONU
en Ruanda.





Han transcurrido 13 años desde que el general canadiense Romeo Dallaire comandara las tropas de la ONU durante el genocidio de Ruanda.

Tras su regreso del país africano, Dallaire cayó en una profunda depresión e intentó suicidarse más de una vez. Sin embargo, logró salir a flote, en un proceso ayudado en parte por la publicación de su propio recuento de la masacre en Ruanda, que se prolongó del 6 del abril a mediados de julio de 1994.

Dallaire es hoy senador y asesor de la ONU en el tema de prevención de genocidio. Asegura que las lecciones de Ruanda no deben olvidarse y que una situación similar se está dando en
Darfur, en el oeste de Sudán.

"Cuando el gobierno de Sudán se negó a permitir el ingreso de tropas de la ONU para proteger a dos millones y medio de personas, ése fue en mi opinión un acto de genocidio de parte del gobierno sudanés"

El general canadiense tituló su libro "Estrechando la mano del diablo" y en él señala: "Muchos me preguntaron al regresar de Ruanda si aún creía en Dios. Yo sé que hay un Dios porque en Ruanda le di la mano al diablo. Lo he visto, lo he olido y lo he tocado. Sé que el diablo existe y por lo tanto, sé que hay un Dios".

Dallaire habló con BBC Mundo desde su casa en Canadá.

Usted explica cómo cayó en una gran depresión al regresar de Ruanda e intentó suicidarse en más de una ocasión. ¿Cómo logró comenzar a transformar lo que le había ocurrido en una experiencia de la que podía aprender para la siguiente etapa de su vida?

Estamos hablando de una lesión, una lesión que se llama estrés postraumático, les ocurre a los soldados, trabajadores de agencias humanitarias, gente que vive experiencias traumáticas. ¿Cómo se estabiliza? Con terapia, medicamentos, construyendo una especie de "prótesis" para poder vivir con ella.

En mi caso, teníamos muchos soldados sufriendo esta lesión y yo pude ofrecer ayuda y eso me dio ímpetu. También escribir el libro y trabajar como lo hago ahora, asesorando a la ONU en prevención de genocidio. Todo esto me ha ayudado a seguir adelante.

Cuando piensa en Ruanda 13 años después, ¿quiénes son los principales responsables?

En primer lugar los ruandeses, que no llegaron a una solución política cuando tuvieron la oportunidad de hacerlo, a través del acuerdo de paz negociado en Arusha, Tanzania, con el apoyo de la comunidad internacional. No hay forma de negar que la principal responsabilidad es de los ruandeses.

Sin embargo, cuando los ruandeses que se vieron en medio de estas terribles circunstancias pidieron ayuda, la comunidad internacional los abandonó. Y en este sentido, como digo en mi libro, debemos mencionar como responsables en primer lugar a los estadounidenses y los franceses, seguidos por los belgas, la ONU, y luego todos los que simplemente no hicieron nada ante lo que ocurría.

¿Por qué menciona esos responsables en la comunidad internacional?

De acuerdo al mandato de la ONU, la misión tenía por objeto la implementación de un acuerdo de paz. Pero yo dije claramente, antes de que comenzara el genocidio, que enfrentábamos circunstancias totalmente diferentes. Y después de comenzado el genocidio, cuando necesité refuerzos para detenerlo, la comunidad internacional se negó a proveer a la ONU de los refuerzos necesarios.

Yo cometí errores en el terreno, el Secretariado de la ONU cometió errores y viviremos con ellos, pero los responsables en esta situación de abuso masivo de derechos humanos que se transformó en un genocidio fueron los estados soberanos que conforman la ONU y le negaron los medios para reaccionar.

¿Por qué habla en primer lugar de EE.UU.?

El principal motivo por el que hablo de los estadounidenses es que Bill Clinton había establecido tres semanas antes la política de que no intervendrían nuevamente en África salvo que fuera en el interés propio de Estados Unidos. Y Ruanda no tenía nada que ofrecer, así que decidieron no actuar.

En cuanto a su mandato como comandante de las tropas de la ONU, ¿es correcto decir que sí tenía el poder de usar fuerza para prevenir crímenes contra la humanidad?

No, eso es totalmente incorrecto. Las fuerzas de la ONU estaban allí porque ambas partes en la guerra se habían comprometido en un acuerdo de paz. Nosotros éramos como los árbitros en un partido de fútbol, fuimos como tropas de mantenimiento de paz bajo el capítulo 6 de la carta de la ONU.

Pero no teníamos una tarjeta roja y la única fuerza que estábamos autorizados a usar era en defensa propia. No se nos permitía usar la fuerza para proteger a otros. Eso hubiera sido posible en un mandato bajo el capítulo 7 de la carta de la ONU, pero nunca nos dieron ese mandato, ni las tropas, equipo o municiones para ese tipo de acciones.

En su libro usted relata cómo en enero del 94, tres meses antes del comienzo del genocidio, usted supo por un informante que se estaban almacenando grandes cantidades de armas para algún tipo de ataque.

Usted pidió autorización a la ONU en Nueva York, para hacer una redada de los depósitos, pero sus jefes se la negaron. Fue ese uno de los errores terribles que cometió la ONU en Nueva York?

La reacción que recibí desde Nueva York fue, "esto está totalmente fuera de tu mandato", y en eso, técnicamente, estaban en lo cierto. Pero lo que descubrí fue que por lo que había sucedido en Somalia, donde soldados estadounidenses fueron muertos y arrastrados por las calles, todo el mundo tenía miedo de que hubiera más bajas.

La ONU temía que yo fuera a ser víctima de una emboscada, que hubiera bajas y eso llevara al retiro de toda la misión de la ONU de Ruanda. Así que toda la atmósfera estaba afectada por el hecho de que la potencia mundial había acabado con la nariz sangrienta en Mogadiscio, se había retirado y creado este temor de bajas en todos.

Usted también es muy crítico de Bélgica

Gran parte de la tensión entre las dos comunidades étnicas en Ruanda viene de los tiempos en que Bélgica era la potencia colonial y eso continuó en la situación catastrófica de la que fuimos testigos. (En el libro se relata como fue Bélgica, como potencia colonial, la que introdujo las tarjetas que identificaban el origen étnico de los ruandeses como tutsi -grupo favorecido por los belgas- o hutu).

En segundo lugar, las tropas belgas que llegaron en el '94 estaban bien equipadas, pero tenían enormes problemas técnicos, disciplinarios y de actitud.

Pero lo principal es que cuando Bélgica sufrió la baja de diez de sus soldados al comienzo del genocidio, decidió abandonar la misión y convencer a todo el mundo de que debía hacer lo mismo.

Usted también habla de algo que nos llega a todos nosotros, la indiferencia del mundo

Es similar a lo que ocurre hoy en Darfur. En el caso de Ruanda la gente supo lo que estaba ocurriendo, la prensa informó sobre ello, aunque no con la suficiente fuerza que yo hubiera querido.

Pero había una sensación de decir, "bueno, esto ocurre en África y los africanos hacen esto con frecuencia, se matan entre ellos". Por otro lado estaba la reacción de decir, "esto está pasando en África, el riesgo de intervenir es alto y allí no hay recursos naturales de valor estratégico que nos puedan interesar".

En cuanto a lo primero, "los africanos se hacen esto a sí mismos", debo decir que los africanos aprendieron de las potencias coloniales cómo usar fuerza masiva para matar mujeres, niños. Y también vieron a los europeos masacrarse unos a otros durante la Segunda Guerra Mundial, en el Holocausto, como ellos mismos me recordaron. En cuanto a lo otro, el valor de esta parte África subsahariana es poco en los ojos de los europeos, que tienden a pensar que son más importantes que ellos.



Un padre huye
con
sus hijos
de la violencia

durante el genocidio
en
Ruanda
en 1994.



¿Por qué el título de su libro?


Viene de una realidad, de haber estado frente a frente con los extremistas, los líderes del genocidio, y tener la sensación de que estaba hablando, discutiendo con el diablo mismo, porque para mí estas personas habían perdido todo sentido de humanidad. Por eso el subtítulo del libro es "El fracaso de la humanidad en Ruanda".

No sólo la comunidad en el extranjero, la humanidad fallándole a Ruanda, pero dentro de Ruanda los mismos ruandeses absorbidos por el mal y en un país tan religioso dejándose llevar por el extremismo, el abuso y el miedo.

Muchos le preguntan si después de lo que vivió en Ruanda cree en Dios

Creo en Dios, porque si hay un diablo y existe el mal, también existe el otro lado que es el bien. No creo que Dios nos protege del mal. Creo que el mal tiene lugar, y cómo reaccionamos depende de en qué medida creemos en los valores de humanidad, de hermandad.

Como senador canadiense, también trabaja ayudando en el tema de niños soldados u otros niños en situación de conflicto

Trabajo en el área de derechos humanos y una de las áreas de investigación que comencé cuando estuve un tiempo en Harvard y continúo como senador canadiense es el abuso de niños en situación de conflicto, en particular niños soldados. En estas situaciones se incluye también los niños en las guerras de narcotráfico, como en las favelas de Río de Janeiro, en Brasil, donde estuve para investigar el abuso de niños en esas circunstancias.



Darfur:
200.000 personas muertas
y más de 2,5 millones
desplazadas según la ONU.




¿Podría contarnos sobre su experiencia en Brasil?


Fui invitado por una ONG a ver la situación de los niños que se hallan en medio de las guerras de narcotráfico en las favelas, porque se tenía la impresión de que viven algo similar a lo experimentado por niños en otros conflictos, como los niños soldados.

Estuve allí hace tres años y vi que los tiroteos, el abuso y la matanza de niños de hasta 8 o 9 años no sólo por los narcotraficantes, sino por funcionarios corruptos y a veces incluso la policía, coloca a estos niños en una situación de guerra. Estuve también en Brasilia y me reuní con altos funcionarios, y saben del problema, han intentado usar el ejército para resolverlo, pero sin éxito.

También fui invitado a ver la situación de los niños en Colombia, pero he estado muy ocupado con la situación en Darfur. Espero poder ir a Colombia en algún momento.

Hablemos del rol de las fuerzas de paz de la ONU en la actualidad. América Latina tiene muchos soldados por ejemplo en Haití o RD Congo, donde hay contingentes de Bolivia, Uruguay y Guatemala. ¿Han cambiado las reglas?

Las reglas son más robustas y han cambiado hasta el punto que en mi opinión, el papel que se les exige a las tropas ya no es de mantenimiento de paz sino de resolución de conflictos. Creo que estamos más preparados, gracias a Dios, a usar el capítulo 7 de la carta de la ONU, en situaciones en las que el uso de la fuerza puede ser necesario para establecer una atmósfera de seguridad. RD Congo es un ejemplo perfecto de esto.

Nunca ha habido tantos soldados en misiones de la ONU. Hay cerca de 100.000, mientras que en la Guerra Fría, el límite eran 2.000 o 3.000. Estamos en circunstancias muy diferentes, con tantos países en colapso, que requieren ayuda.

El año pasado ocho soldados guatemaltecos murieron en RD Congo. ¿Los países que aportan tropas deben estar preparados para aceptar bajas?

Canadá perdió 34 soldados en Afganistán, la Unión Africana ha perdido soldados recientemente. Una de las dimensiones de esta nueva era es que si bien uno está allí para ayudar a establecer una atmósfera de paz y seguridad, esto no ofrece las garantías de que se gozaba en misiones durante la Guerra Fría. Y esto significa que países que se comprometen a aportar tropas a estas situaciones en que aún hay conflictos deben estar preparados para aceptar bajas.

Pero esto es también parte de creer en los derechos humanos. Si uno cree en derechos humanos, en buen gobierno, en el respeto a la ley y si hay un país que pide ayuda para crear condiciones similares, uno debe estar dispuesto a contribuir no sólo con dinero, sino con sudor, lágrimas y a veces con el precio terrible de la sangre.

Por otra parte, considero que estas son misiones que los estados soberanos que gozan de estabilidad, respeto a la ley y que creen en los derechos humanos, tienen la responsabilidad de proteger. Ésta es la doctrina que fue aceptada en la ONU en septiembre de 2005, creada por los canadienses y luego adoptada por la Asamblea General.

Ello significa que tenemos una responsabilidad, como comunidad internacional, de actuar cuando hay países en los que hay violación masiva de derechos humanos para proteger a las víctimas. Y eso requiere usar abiertamente la fuerza, incluso contra el gobierno que no está cumpliendo su deber de proteger a la población. Y ciertamente Darfur es un ejemplo en este momento.




Nunca ha habido
tantos
soldados
en misiones de la ONU





Hablemos de Darfur. ¿Es una situación similar a la de Ruanda?


Lo es. Cuando el gobierno de Sudán se negó a permitir el ingreso de tropas de la ONU para proteger a dos millones y medio de personas, ése fue en mi opinión un acto de genocidio de parte del gobierno sudanés y la ONU debe reaccionar en consecuencia de acuerdo a la doctrina de "responsabilidad de proteger".

Esto no está ocurriendo porque la población negra en África no es considerada lo suficientemente valiosa por los países que pueden hacer algo al respecto.

¿Qué debería hacer la comunidad internacional?

Como mínimo, planes de contingencia para ir a Darfur a proteger a la población, usando si es necesario fuerza contra las tropas sudanesas. Es una opción que debe estar sobre la mesa cuando se negocia con el gobierno de Sudán qué hacer para resolver esta situación de abuso catastrófico de derechos humanos. Y lo que deploro es que no haya ningún país, ni siquiera los franceses, que estén intentando lograr una coalición de países para mirar a estos planes de contingencia.

¿Qué le dice a aquellos que ven la inacción actual como una prueba de que la ONU ha fracasado?

Es una visión miope, usada muchas veces como excusa fácil para no hacer nada. La ONU sólo puede hacer lo que permitan los países que la integran, y pienso que muchas potencias medianas que podrían hacer mucho más para influenciar el funcionamiento de la ONU no lo están haciendo, países como Alemania, Japón, Canadá, Brasil, estas naciones están muy lejos de aceptar la parte que les corresponde.

Usted dedica su libro, entre otros, a los 15 hombres bajo su comando que murieron en Ruanda, entre ellos el mayor Manuel Sosa, de Uruguay.

Él, como los otros que dieron su vida, son los verdaderos héroes de la comunidad internacional, ellos son los que intentaron rescatar algo del honor de la comunidad internacional. Tratando de hacer algo para detener el genocidio, se hallaron en el medio de la matanza y acabaron pagando el precio máximo, su vida. Algunos murieron, otros resultaron heridos o llevarán cicatrices por el resto de sus vidas.

En aquel momento estábamos intentando restablecer contacto con el gobierno extremista para ver cual sería su siguiente acción. Teníamos para ese entonces más de tres millones de personas que estaban huyendo, siendo perseguidas, atacadas, asesinadas. Sosa murió en una emboscada tratando de restablecer el contacto con el gobierno. Creo que Uruguay respondió de una manera madura, aceptando que parte de ser un integrante de las fuerzas de paz puede ser pagar ese precio terrible.

El contingente era muy dedicado, trabajaron duro, creían en la misión y sentían que hacíamos algo importante, intentando proteger a decenas de miles de personas y poner fin al genocidio.

Usted acaba su libro diciendo que este nuevo siglo debe ser el siglo de humanidad. Vemos la violencia en Irak, los desafíos del cambio climático, la brecha digital. ¿Tiene esperanza de que a pesar de todo hay avances?

Creo que la esperanza proviene de que el movimiento por los derechos humanos está ganando más y más fuerza a través de las ONGs y esa será nuestra salvación más allá de lo que puedan hacer los gobiernos. Hay un momentum. Vemos por ejemplo, el Tribunal Penal Internacional, protocolos sobre los derechos del niño. Este movimiento no se puede parar.

La cuestión es, ¿creemos que esto se resolverá en los próximos 10 o 15 años o creen, como yo, que puede llevar un par de siglos? Cuando miramos a la historia de la humanidad, no es tanto. Y con Internet, en esta era de globalización, tenemos una oportunidad mayor de resolver los problemas que en los viejos tiempos, cuando no contábamos con esta tecnología.

Links:


Save Darfur

Memoria Colectiva

From: drgabrielmotta@hotmail.com
To: ucnalfa@hotmail.com
Subject:
Buenos Días, Buenos Comienzos
Date:
Thu, 23 Oct 2008 08:58:25 -0300

Señor Coronel de Infantería (R)
Arquímedes Cabrera

El evento que nos convocó esta semana, fue mucho más que la presentación de un libro. Fue una oportunidad que nos deja abierta las puertas para continuar el camino del soldado, el "camino del guerrero". Es la oportunidad que todo escritor se merece para mantener siempre viva la intención que "nace desde el pie", en su caso EN PIE DE PAZ. Como en todo emprendimiento humano, que surge en la intención de SERVIR, las vicisitudes que encontramos en ese camino sin retorno graban en cada instancia y en nuestra forma de ser pequeñas señales que a su vez nos animan a seguir.

Cómo no habría de ser entonces posible, que de una idea surja el debate, la confrontación y el conflicto con otros iniciadores. Es allí donde se encuentra el nudo de ideas que debemos saber desatar, para continuar el derrotero inicial que nos convocó. Justamente, por ser un tema difícil, nos hace seres humanos posibles, para continuar buscando la utopía infinita que nos pone a prueba como individuos, como colectivos, como Nación Oriental y Charrúa, que nos da la identidad, -a pesar de ser un PAÍS SIN NOMBRE AL ORIENTE DE UN RÍO DE PÁJAROS PINTADOS-, y precisamente, en lo cotidiano y en la confrontación de necesidades más simples, y la manera de resolver esos conflictos HUMANOS se graba, como dije, la MEMORIA COLECTIVA, LA MEMORIA DE LA TRIBU, EN FIN, otro hecho más de nuestro ACERBO CULTURAL. Algo que sin duda reclaman también nuestro espíritu combativo, nuestros ancestros y nuestra descendencia. Así, el LARGO CAMINO DE LA HUMANIDAD se va construyendo de esas pequeñas cosas, momento a momento, de cómo sepamos resolver o no tales vicisitudes.

En todos los tiempos, y en todas las naciones, el CAMINO DEL GUERRERO se fue moldeando paso a paso con las vivencias, experimentadas por cada uno de los seres, que desde la memoria nos continúan aportando la riqueza más preciada, aquella con la que nacemos y que debemos continuar, que es la riqueza del espíritu, sin la cual todas las demás cosas serían vanas y sin sentido. Uno ES con el TODO y está en armonía con el TODO, siendo parte de él, en la medida que tengamos la INTENCIÓN de pertenecer al momento preciso, a la tarea concreta, "en carne y güeso".

Tal intención y sus consecuencias, causa y efecto, se nos graban profundamente en nuestras raíces sin importar la riqueza o humildad material, pues interesa saber cómo resolvemos el efecto, generando nuevas causas, en un proceso infinito que va más allá del tiempo y del espacio, siendo el tiempo de la acción, pero más importante, el de la INTENCIÓN de servir.

Planteado así, y despojado de todo lo mundano, el principio queda como en el mármol puro y eterno de nuestro faro, piedra fundamental en la que grabamos nuestros nombres, con nuestra INTENCIÓN, digo, DE HACER LAS COSAS BIEN. Y a pesar de las tinieblas de tiempos oscuros y vergonzantes, la piedra, el mármol de nuestras INTENCIONES surge, surgirá siempre, diáfano y cristalino como un diamante sin pulir, pero en sí mismo ETERNO. No se precisa más.

En fin, la riqueza del soldado es su propio espíritu, como el espíritu del chamán, y está convocado a través de sus actos cotidianos, mundanos, que son en definitiva los que lo hacen más o menos "útil" a la hora de disfrutar la tan ansiada PAZ. El espíritu del guerrero es el que convoca, -para mantener la paz- desde la misma INTENCIÓN -momento cuántico éste que une la materia con la energía, que no es energía ni materia- y en el preciso momento, en el lugar correcto a la tarea tan preciada: SERVIR. En todas las épocas y en todas las naciones.

Lo que une a las naciones, pues es lo COTIDIANO, no se precisa más. Lo COTIDIANO debe escribirse en nuestros corazones, en nuestros cuerpos y nuestras mentes para merecer el destino que nuestros ancestros nos han legado para nuestros hijos. Somos un momento, nada más. Pero también es nuestro destino saber difundir lo que hace, como dije a la MEMORIA DE LA TRIBU, y de esta manera, uniendo lo viejo, con lo presente y con lo que vendrá. Se hacen cosas para que NUNCA MÁS se hagan otras.

Termino este garabato, diciendo como al principio, "El evento que nos convocó esta semana, fue mucho más que la presentación de un libro...". Si será importante la MEMORIA, A LA HORA DE GUARDAR NUESTRAS INTENCIONES... PARA QUE SE SEPA. Nada se precisa más.

Un gusto conocerlo, y sabiendo ahora que he encontrado a un interlocutor válido para aportar desde mi humilde punto de vista, "aquí y ahora", "desde acá"... A SUS GRATAS ÓRDENES,

Dr Gabriel Motta, Médico, con PEQUEÑAS INTENCIONES y otras, muchas, GRANDES MEMORIAS... BUSCANDO IDENTIDADES

From: ucnalfa@hotmail.com
To: drgabrielmotta@hotmail.com
Subject: RE: Buenos Días, Buenos Comienzos
Date: Thu, 23 Oct 2008 09:52:16 -0300


Muchas Gracias Estimado Doctor:

Sus palabras no sólo me llenan de orgullo sino que su contenido se identifica plenamente con nuestro pensamiento.

Siento la tentación de difundirlas a mis camaradas, pues más allá del sentimiento personal, se que servirán de aliento para tantos hombres y mujeres que silenciosamente comparten estas profundas reflexiones.

Si Usted lo autoriza, será publicado en nuestra página web. www.ucn.890m.com

Atentos saludos

A. Cabrera